Cuento corto La ratoncita engreída


Érase una vez una ratoncita a la que su familia le cumplía todos sus caprichos. Por ejemplo, si no le gustaba el queso que tenían para desayunar, en ese momento su papá salía del agujero y le traía otro distinto.

También estaba acostumbrada a cambiar al menos dos veces por semana de vestido. Ojo, sus prendas no podían ser hechas de un material textil cualquiera. Por el contrario, debían ser confeccionadas de las cortinas de terciopelo que había en uno de los salones de la casa.

Sí, porque han de saber que esta ratoncita vivía detrás de una de las paredes de una mansión francesa.

Colita (ese era su nombre) creció y pronto los pretendientes de las casas vecinas comenzaron a llamar a su puerta.

El primero que pidió su mano fue el ratón Bigotes. Un roedor rechoncho de color gris quien le dijo:

– Colita, si tú te casas conmigo no te faltarán los granos de maíz. Allá en la granja hay bastantes. Además tendremos un lugar muy bonito para vivir en donde nunca te perderás de la salida ni puesta del sol.

– Yo, casarme con un “granjero”, ni loca que estuviera. Yo necesito alguien de mundo que me lleve a viajar y me cumpla todos mis caprichos. Vete y no se te ocurra volver a venir por aquí, pues ni siquiera te dirigiré el saludo.

Así pasaron varios ratones más hasta que un astuto gato se dio cuenta de lo engreído que era la ratita. Se ocultó a un lado de la pared y le dijo con voz suave y dulce:

– Ratita linda cásate conmigo, soy el ratón Rony vivo en un aeropuerto y por ello puedo viajar a donde yo quiera. Me gustaría que tú fueras mi compañera.

Desafortunadamente, Colita no tuvo el final feliz que esperaba. Para más cuentos cortos no dejes de visitar esta web.

Mitos cortos sobre teléfonos celulares

Los teléfonos celulares (en algunos países conocidos como teléfonos móviles) han evolucionado muchísimo durante los últimos 25 años. Es decir, a principios de la década de los años 90, sólo podías comunicarte realizando llamadas telefónicas como si se tratara de un teléfono convencional.

Además, no existían planes de prepago y el esquema tarifario era sumamente elevado, con lo que no cualquiera podía darse el lujo de contar con un celular. Eso fue cambiando hasta que llegaron los equipos que ya tenían la posibilidad de mandar mensajes SMS, cuestión que contribuyó a que desaparecieran los radiolocalizadores.

Mitos cortos sobre teléfonos celulares

El SMS se convirtió en el método más sencillo y barato de comunicación, ya que el texto era recibido en tiempo real.

Los avances tecnológicos siguieron su cauce hasta que en la primera década del siglo XXI apareció el primer teléfono inteligente. Un equipo que ya no contaba con un teclado físico, sino que todas las acciones que se hacían a través de una pantalla táctil.

Sin embargo, este no fue el adelanto que hizo que la gente comprara un smartphone, sino que estos celulares también eran capaces de conectarse a Internet. Con ello, la gente tuvo acceso de manera portátil a cualquier página web o aplicación dedicada a gestionar las publicaciones de las redes sociales.

Uno de los mitos cortos que están íntimamente relacionados con este tema es el que tiene que ver con los reportes que afirman que el tener un teléfono móvil o un celular, puede ser perjudicial para la salud dado que estos equipos emiten un cierto tipo de radiación, el cual según ciertos analistas es malo para la salud.

Lo que podemos decir al respecto es que médicos de las principales universidades del mundo han realizado diversas pruebas y estudios en donde no se ha podido comprobar que estos equipos causen un daño severo al organismo.

Además, debemos recordar que en los hospitales, los pacientes que se encuentran recibiendo atención médica no están cerca del área en donde haya celulares. Es más, en los casos en los que el enfermo se encuentran verdaderamente grave, se le pide a los visitantes que dejen sus pertenencias encargadas con otro familiar, mientras se les viste con ropa especial (gorra, guantes y bata, a fin de que no vayan a contaminar el cuarto del paciente.

Otro mito que hay que desmentir es aquel que dice que utilizar el celular con la luz apagada puede dañar severamente la vista. Antes que cualquier otra cosa, debemos mencionar que los ojos humanos están hechos de tal manera que pueden adaptarse a las condiciones de luminosidad que existan en el entorno.

Dicho de otra manera, cuando hay demasiada luz, las pupilas se “cierran” con el propósito de dejar pasar la cantidad precisa para ver correctamente. Lo mismo ocurre cuando estamos en un escenario de oscuridad extrema y solamente nos alumbra la pantalla del Smartphone.

La agudeza visual es algo que iremos perdiendo con la edad, pero nada tiene que ver con leer en un sitio poco iluminado. Por supuesto, si hacemos de la lectura nocturna un hábito, es probable que necesitemos lentes para vista cansada, antes de que nuestra edad cronológica lo demande.

Trámite RFC

El mecanismo electrónico que permite el trámite RFC ha evolucionado con el fin de permitirle al usuario una experiencia mucho más fácil al momento de registrarse en el sitio del Servicio de Administración Tributaria en México.

Lo que las autoridades fiscales desean con el nuevo trámite RFC es propiciar una mayor interacción efectiva entre los componentes de la Población Económicamente Activa, al igual que la creación de nuevas empresas para generar fuentes de trabajo estables.

Trámite RFC: ¿Cómo generar la adicción al sistema?

Los usuarios que deseen iniciar trámite RFC podrán hacerlo en cualquiera de los centros de atención distribuidos a lo largo y ancho del país, en el horario de operación que estipula la normativa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Del mismo modo tienen la oportunidad de pre registrarse por medio del portal de Internet.

tramite rfc

En el supuesto de que decidas elegir el segundo camino, te comentamos que el sitio en donde debes ingresar para llevar a cabo los pasos que a la postre te permitirán concluir tu trámite RFC es nada más y nada menos que http://www.sat.gob.mx/

Después oprime la sección “Trámites” y ubica la pestaña RFC. Luego deberás oprimir la sección que lleva por nombre “Inscripción” y escoger cuál es el tipo de clasificación que te corresponde, así como los documentos que utilizarás para tal identificación.

Dentro del primer apartado, nos referimos a dejar claro si eres “Persona Física” o bien “Persona Moral”.

En tanto que la segunda instrucción, hace referencia a los documentos personales de identificación que ayudarán al sistema a generar tu Registro Federal de Contribuyentes.

Debes considerar que en el formulario de inscripción, tendrás que colocar la dirección completa de tu domicilio, así como la fecha en que naciste.

Posteriormente a la captura de datos, pulsa el botón enviar y espera a que te sea entregado un número de folio. Éste será crucial que lo tengas guardado en un lugar seguro, ya que con él podrás terminar el procedimiento de trámite RFC.

Lo siguiente que deberás hacer es agregar una cita en el portal del SAT.

Generación de citas para trámite RFC

– Ingresa a la siguiente dirección: http://www.sat.gob.mx/contacto/citas/Paginas/default.aspx

– Da clic en el renglón que dice “Registrar una cita”.

– Serás enviado a una nueva pestaña en la que deberás escoger tanto el Estado donde habitas como el tipo de trámite RFC que se va a llevar a cabo. En este caso, la opción idónea sería “inscripción al RFC”.

– Posteriormente coloca tu nombre completo, la dirección de correo electrónico que utilizas para que el SAT te envíe notificaciones, un número de teléfono fijo (puede ser el de tu lugar de trabajo o bien el de tu casa) y un número de teléfono celular.

– Consecutivamente alienado de ese formulario, elige la fecha que más te convenga (De preferencia, deja que transcurran al menos 10 días naturales luego de empezar tu trámite RFC).

– Para tu comodidad el sistema utiliza un mecanismo de colores para indicar que la disponibilidad de horario, siendo el color verde el que presenta mayor disponibilidad, mientras el color rojo indica que ya no hay citas disponibles en ese día.

El servicio de citas es gratis y puede ser usado tanto por contribuyentes como por los que apenas se van a afiliar.

El canto embrujado

He escuchado cientos de cuentos de terror cortos, y todos ellos se parecen entre sí, para cuentos que den miedo, apenas los que escucha uno de personas que los vivieron o que fueron contados por familiares, en donde nada es igual a todo lo leído y escuchado, tal es el caso del cuento de terror, que les quiero compartir, este relato será corto, ya que no pretendo aburrirlos con cuentos largos, que no tendrán el mismo impacto que uno corto.

cuento corto El canto embrujado

El canto embrujado

Cuentan que en un poblado cerca de los Mochis Sinaloa, se escucha un canto, el cual no tiene ninguna explicación, algunas personas que se han aventurado a buscar el origen de dicha melodía, jamás se vuelven a ver con vida, a excepción de una persona, la cual al padecer de sus facultades mentales, narro lo siguiente:

Miguel “El busca botes” así apodaban al indigente, que de todo se reía, pero en una ocasión en donde habían llegado varias personas al lugar, y realizar una comida al aire libre, en la ranchería, con el valor que da el alcohol, se aventuraron junto con Miguel a ver el origen de dicho canto, que aunque ya habían sido con anterioridad advertidos, el alcohol, les permitió sacar la valentía para adentrarse en el desierto.

Cuenta Miguel que acompaño a los borrachos y al pasar unos cuantos minutos, vieron una luz, y de ahí se escuchaba más alto el canto, y que al llegar al lugar una mujer que flotaba, y con cara de mala, los arrastro a cada uno de ellos, al ver lo que pasaba, todos empezaron a correr, menos Miguel, que pensaba que era todo un juego y el ente, al parecer lo sabía, por lo que al terminar con todas las personas que llegaron, desapareció.

Vecinos del lugar, al ver las huellas, confirmaron todo lo que Miguel “el busca botes” comento, por lo que desde ese día, nada ni nadie se aventura a tratar de conocer el canto embrujado.

Leyendas cortas de cementerios

Leyendas cortas de cementeriosEl “camposanto” es el lugar en donde descansan los cuerpos de las personas pertenecientes a una comunidad determinada. No obstante, las leyendas cortas de cementerios en las que se afirma que la gente que labora en esos lugares realiza actividades ilícitas son bastantes.

Hoy día, te voy a relatar lo que le pasó a Benito, un sepulturero sin escrúpulos. El enterrar a una persona, no es una tarea sencilla. Se requiere de fuerza y técnica, pues de lo contrario la gente puede terminar muy cansada o aún peor, lesionada de la espalda.

Quizás sea por ello que aún y cuando se sabía que el enterrador era una persona despreciable, los lugareños lo aguantaban, puesto que era el único capaz de llevar a cabo esta labor.

El reloj aún no marcaba las 4:00 de la mañana, cuando un ruido fuerte despertó a Benito. El hombre salió de sus aposentos y tomó una lámpara de aceite para alumbrar. Con un poco de miedo, fue recorriendo cada una de las tumbas, sin encontrar a ningún intruso.

De repente, observó como una de las criptas estaba abierta y rápidamente se acercó a ver si podía identificar a la persona que había profanado el sitio. Lo sorprendió lo que encontró, pues en el cajón descansaba una mujer, la cual estaba ataviada de pies a cabeza con finísimas alhajas.

– Seguramente la luz alejó a los ladrones. Ahora este botín será mío. No creo que lo vayas a ocupar en el más allá ¿o sí? Exclamó burlescamente.

Benito fue a su cuarto, tomó una bolsa y regresó a la tumba para llenarla con las joyas. Solamente le faltaba la gargantilla, ya que aunque trató de tomarla, la pieza seguía en su lugar. Se introdujo en el ataúd y tirando fuerte del collar logró zafarlo. No obstante, de tanta fuerza que aplicó el grupo del hombre fue proyectado hacia atrás, con lo que su cabeza golpeó contra una placa de mármol.

Desgraciadamente la avaricia acabó con su vida.

Becas media superior escolarizadas Fundación Alfredo Harp

Desde hace ya varios años, la Fundación Alfredo Harp Helú ha trabajado en conjunto con el Instituto Politécnico Nacional entregando becas media superior a alumnos que se encuentren dentro de planteles que se manejen con el esquema escolarizado.

Básicamente de lo que se trata es un híbrido entre las principales décadas de la SEP, ya que por un lado se hace hincapié en que el estudiante no abandone las aulas, mientras que por el otro, se busca que concluya su educación en el tiempo establecido.

Becas media superior escolarizadas

Una cuestión a destacar es que el proyecto de becas Alfredo Harp tienen cobertura nacional. En otras palabras, no importa en qué estado de la República Mexicana se encuentre el interesado, siempre podrá ingresar su documentación, en tanto se encuentre escrito en un plantel del IPN.

Características de la convocatoria

– Asistir con regularidad a clases y tener un promedio mínimo de ocho en el curso inmediato anterior.

– Encontrarse cursando un esquema educativo con carga media o máxima de créditos. Los criterios para determinar cuáles son las materias que entran en esta categoría, se pueden revisar en el reglamento general de estatutos de este instituto.

– Situación de riesgo (económica o violencia).

– Poseer una cuenta de correo electrónico propia.

Algo importante que habíamos omitido mencionar es que los alumnos que aspiren a obtener una de estas becas media superior 2016, no deben encontrarse recortando materias.

Por otro lado, tanto la fundación como el Instituto Politécnico Nacional le darán prioridad a las solicitudes provenientes de hogares que ya estén participando en el programa Oportunidades, pues recordemos que una de las metas de esta iniciativa de carácter federal, es beneficiar a los que menos tienen.

De igual forma, se atenderán primero los formularios de estudiantes que demuestren ser madres solteras o se encuentren en estado de gravidez.

Los casos de estudiantes que cuenten con la nacionalidad mexicana ya sea por nacimiento o bien por naturalización, se atenderán primero que los de los extranjeros.

Leyenda corta del granjero gruñón

Cuenta una vieja leyenda popular que un hombre viajó desde el continente europeo hasta una región tropical de Sudamérica. Allí prontamente compró una vieja granja y comenzó a repararla poco a poco con sus manos.

Ninguna persona podía comunicarse con él verbalmente, ya que no comprendía el castellano. Sin embargo, varios de sus vecinos se las ingeniaron para poder hablar con él a través de señas.


leyenda corta del granjero gruñon

Él era un tipo más bien seco, de esos que no les gusta entablar amistad con los demás. Después de mucho labrar la tierra, sus hectáreas comenzaron a llenarse de cabezas de ganado y gran variedad de vegetales.

Al darse cuenta de la producción de su granja, Jeremy Larson (ese era su nombre de pila), contrató a un capataz que hablaba perfectamente el inglés, para que le sirviera de intermediario con los demás productores de la zona y así comenzar a hacer negocios con ellos.

Un rasgo de la personalidad del granjero era su antipatía y recelo que tenía con sus actividades privadas. Tanto era así que, cada vez que terminaba un día de ventas, se encerraba en una habitación para contar el dinero y preparar la lista de materia prima que se ocuparía para el día siguiente.

Una tarde a la hora de la comida, su capataz le preguntó:

– Jefe, tengo curiosidad por saber tengo curiosidad por saber dónde es que guarda el dinero.

– La mayor parte de él se encuentra invertida en este lugar. Es decir, en los sueldos que se les deben pagar a los peones, el dinero que se va en la compra de alimento para los animales y otras tantas cosas. Respondió Larson.

– ¿Y el resto de las monedas?

– Esas están destinadas para comprar oro.

Esta frase se quedó dando vueltas en la mente del trabajador, lo que hizo que se confabular con la cocinera, a quien le propuso que lo envenenara cambio de recibir una buena tajada por sus “servicios”. Ella aceptó y ambos pusieron en marcha su plan.

La mujer ponía en la leche de su patrón, una alta cantidad de toxinas destinadas a eliminar a los roedores. Como a Larson le gustaba la leche con un poco de azúcar, el sabor de esta sustancia se disimulaba sin mucha dificultad.

No pasaron muchos días hasta que el granjero gruñón exhaló su último suspiro y fue entonces cuando el apoderado de la granja (que dicho sea de paso nadie conocía en la localidad) se presentó para dar lectura al testamento.

Sorpresivamente, en el documento expresaba la última voluntad del finado, aparecían todos los miembros de la granja a quienes les tocaría un porcentaje equitativo de la propiedad, una vez que ésta fuera vendida al mejor postor.

El capataz no cabía en su enojo y vociferando exclamó:

– ¿En dónde está lo del oro?

– Le puedo asegurar que mi cliente el señor no contaba con más capital que el que está marcado en el testamento. No obstante, pienso que usted está confundido ya que él llamaba “Oro” al trigo pues este grano tiene un color semejante cuando se le observa desde lejos.